¿Qué es Cantabria minúscula?

 

Cantabria minúscula es un proyecto fotográfico que persigue la aproximación de la ciudadanía a la diversidad biológica del mundo cantábrico a través del disfrute estético. El público objetivo no son los fotógrafos. Tampoco los naturalistas. El público objetivo es la ciudadanía en el sentido más amplio.

 

Dado que los esfuerzos en cuanto a sensibilización se han centrado tradicionalmente, al menos en nuestro ámbito, en los seres vivos más semejantes a nosotros, o al menos más próximos en cuanto a parentesco -aves y mamíferos- y que todos ellos no suponen más que una insignificante fracción en el conjunto de la vida en el planeta, Cantabria minúscula establece su foco en los vecinos desconocidos que podemos encontrarnos en casi cualquier rincón, y que tan solo esperan una mirada curiosa que los descubra.

 

Los insectos, las arañas, las plantas, los anfibios o los hongos se encuentran fácilmente y pueden proporcionarnos multitud de enseñanzas si sabemos interpretar cuál es su papel en el funcionamiento de los sistemas vivos. Además emplean multitud de estrategias, y están provistos de herramientas y ‘dispositivos’ que desde siempre han servido como modelo para el desarrollo de algunos de nuestros avances tecnológicos.

 

El ámbito cantábrico es ciertamente privilegiado, puesto que alberga una alta diversidad de organismos gracias a su ubicación al norte de la Península Ibérica, a caballo entre el mundo cantábrico y el mediterráneo, y con un relieve acusado que va desde la ribera del mar hasta las altas cumbres de la montaña cantábrica.

 

Bosques húmedos, monte mediterráneo, acantilados, playas, estuarios, praderías, montañas, cuevas, turberas, ríos y lagunas dan cobijo a nuestros protagonistas.

 

¿A qué esperas para descubrir a algunos de ellos en nuestra compañía?

El territorio

 

Cantabria es un territorio diverso, de bosques y prados, montes y valles, acantilados y ríos rápidos, que es regado por lluvias abundantes al norte,  sometido a intensos rigores en las montañas, y afectado por los fríos invernales y los calores estivales en el sur.

Fotografía de J.M. del Campo.

El autor

Gustavo Gutiérrez es un fotógrafo cántabro especializado en macrofotografía y fotografía de aproximación.

El salto digital, en el año 2003, le permite intensificar el trabajo y acelerar el aprendizaje en lo que supone la unión de dos de sus pasiones más manifiestas desde la más tierna infancia: La imagen y el conocimiento de los pequeños animales, plantas y hongos que se encuentran a menudo en nuestras inmediaciones, ajenos a la mirada.

Este trabajo continuado conduce finalmente al presente proyecto, en el que cristalizan ambas pasiones. Se trata de recorrer nuevos rumbos, guiados por la brújula de la seducción para la conservación, o, al menos, para la reintroducción de la sensibilidad hacia la diversidad biológica.

Su trabajo en el ámbito de la participación ciudadana para las cuestiones ambientales le brinda el convencimiento de que es necesario hacer llegar a todas las capas de la sociedad la sensibilidad y las herramientas necesarias para un desarrollo consciente y amigable con el imprescindible entorno.

Ha realizado multitud de trabajos fotográficos de tipo editorial, además de exposiciones de corte ambiental, como 'El Latido del Agua', o la propia 'Cantabria minúscula'. La pieza audiovisual acompañante, 'Inversión de Escala' ha sido seleccionada en festivales internacionales, como el Festival Latinoamericano de Cortometrajes Ambientales ALBUFERAfilms 2012

www.cantabriaminuscula.com y su contenido, por Gustavo Gutiérrez, se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported